Crudo Pimento en La Cueva del Jazz en Vivo

Día: 14 / 03 / 2020 (Sábado) a las 22:30 Entradas anticipadas: 10€. Entrada taquilla: 12€.

“Si nunca les has visto, vas a flipar”: esta es la mejor descripción que pueden hacerte para que te enganches a Crudo Pimento. La banda formada por Raúl Frutos e Inma Gómez, no es un grupo de música al uso y es que ellos crean sus propios instrumentos, su propio idioma y hasta un “personajillo” imaginario que es el que ha dado el nombre a su nuevo disco.

Facebook

Youtube

Bandcamp

La música de Crudo Pimento es diferente a todo lo que hemos escuchado. Sus canciones están llenas de fuerza y el sonido de sus instrumentos tienen un sello personal. Raúl e Inma nos cuentan que su música bebe de diferentes estilos como el mento, los ritmos afroamericanos o incluso de la música clásica. Son dos personas creativas a las que les gusta experimentar y jugar con nuevos sonidos, y esto se nota. Su último disco, Pantame, es un ejercicio de virtuosismo musical que mezcla tradición, folclore y modernidad.

Pantame es su cuarto álbum de los murcianos, el segundo producido por Everlasting Records.

Crudo Pimento lo integran Inma Gómez y Raúl Frutos, que no son solo músicos, son dos artistas polifacéticos que no paran de crear. La pintura, la fotografía o la gastronomía son algunas de las disciplinas con las que disfrutan a diario. Además, sus ganas de explorar en el terreno musical les han llevado a crearse sus propios instrumentos, entre ellos «el palo», un instrumento inspirado en las guitarras de los viejos señores del blues, y su emblemática “marímbula”, una lata de pimentón murciano convertida en una caja de resonancias con sabor a contrabajo.

“En poco más de seis años han tenido una evolución pasmosa. Las promesas hacia las que apuntaba su debut han ido cristalizando en deslumbrante progresión aritmética. A lo largo de cuatro discos que han reflejado su voluntad de avanzar hacia un mundo propio que, a partir de Pantame, ya es una dimensión en sí misma. Una zona pedregosa por la que apetece caminar, entre púas y lodo, como muchos de los grupos y artistas que han hecho historia distorsionando las bases de la música popular. Podría nombrar unos cuantos ahora mismo, pero cuantas más veces escucho Pantame, más claro tengo que Raúl Frutos e Inma Gómez han devorado a sus referentes, asimilando por completo su materia y escupiendo sus huesos. Qué importan las influencias cuando las influencias están supeditadas a alimentar un talento arrollador.

Crudo Pimento son una criatura extraña en la música española, en la música de cualquier parte. Son el producto de tantas cosas que solamente pueden ser ellos. El blues punzante, el reggae narcotizado, la endiablada improvisación del jazz, y de nuevo el blues, convertido en un conjuro abriendo puertas que al fin alguien se atreve a abrir. Y el deje flamenco en las voces, la conexión perfecta entre el CBGB y Despeñaperros. Pantame es un disco perfecto en su concepción, en su desarrollo y su intención. Un álbum necesario, una obra audaz que conecta lo experimental y lo tradicional mientras construye un nuevo estilo sobre las ruinas de todo.

Pantame no es una obra fácil pero hay que estar hecho de bicarbonato para escuchar “Con sangre de quien te ofenda” y no sentir la imperiosa necesidad de experimentar la canción que viene después. La sorpresa no es un valor en alza actualmente, pero para Crudo Pimento cuenta como si fuera un estilo musical más. En Pantame suceden muchas cosas y todas ellas traen muy buenas noticias. ¿Qué demonios es “D.E.L.A.S” si no una puta maravilla hecha de hip hop cubista o pop deconstruido o una rebelión de los códigos del pop anglosajón en toda regla? Sabe a Nueva York pero huele a tantas cosas. ¿No es “Un barco cargado (de gente que ya se hundió)” uno de los mejores temas de rock que se han grabado en castellano en los últimos lustros? “Pantame” tiene la cadencia y el estribillo que cualquier grupo necesita para convencer a los que de entrada ponen el disco y no lo cogen. Y “Casa carbón” y “Una sombra en todo el cuerpo” son como una forma alienígena de flamenco o un blues desangrándose en la huerta murciana. Crudo Pimento no hacen música de este mundo. Disfrutemos de ellos mientras podamos.” 

Rafa Cervera

No se admiten más comentarios